Los Mejores Productos Antiescaras

Si quieres comprar algún producto antiescaras pero quieres para ti o para tu persona más querida un producto de calidad, no te preocupes. En nuestra web, vas a encontrar una selección con los mejores artículos antiescaras que puedas encontrar en el mercado. 

Análisis a fondos de los Mejores Productos para escaras

A continuación podrás ver, las mejores reseñas para que te ayuden a elegir que producto para evitar las escaras comprar. En estas review te enseñaremos sus pros y contras, así como las opiniones de los usuarios, las preguntas frecuentes y sobre todo sus mejores ofertas para encontrarlos al mejor precio.

¿Que son las escaras?

Cuando alguien pierde la movilidad tiende a pasar muchas tiempo en una misma posición. A causa de esa presión continua, a la fricción pro deslizamiento o al roce, las celulas del tejido de la piel mueren, provocando que aparezcan las escaras o a las úlceras por presión.

Productos Antiescaras ¿qué es?

Tenemos que intentar que las heridas no lleguen a aparecer haciendo cambios de posturas y con productos para la prevención de las escaras o úlceras por presión. Estos puedes ser, los cojines antiescaras, colchones antiescaras, taloneras antiescaras o coderas antiescaras, por ejemplo.

Gracias a las cremas, lociones y apósitos ayudamos a que la piel se encuentre siempre fuerte, sana e hidratada, ayudando así, a evitar este tipo de lesiones.

Una pequeña escara se puede tratar facilmente, pero si la herida avanza, el tejido se necrosa produciendole una úlcera que es más complicada de curar. Desde nuestra web antiescaras.com.es recomendamos consultar con su médico si empieza a ver que la piel del paciente se enrojece o erosiona.

Grados de Escaras

grados de escaras

  • GRADO 1: Alteración observable en la piel integra, relacionada con la presión, que se manifiesta por un eritema cutáneo que no palidece al presionar; en pieles oscuras pueden presentar tonos rojos, azules o morados. En comparación con un área del cuerpo no sometido a presión puede incluir cambios de temperatura, consistencia del tejido y sensación.
  • GRADO 2: Pérdida del grosor de la piel que afecta a la epidermis, dermis o ambas. Ulcera que tiene aspecto de abrasión o ampolla.
  • GRADO 3: Pérdida total del grosor de la piel que implica lesión o necrosis del tejido subcutáneo, que puede extenderse hacia abajo pero no por la fascia subyacente.
  • GRADO 4: Pérdida total del grosor de la piel con destrucción extensa, necrosis del tejido o lesión en el músculo, hueso o estructura de sostén. En este grado pueden presentarse lesiones con tunelizaciones.

Síntomas de las escaras

Las escaras pueden afectar a cualquier parte del cuerpo que esté bajo presión. Son más comunes en las partes óseas del cuerpo, como los talones, los codos, las caderas y la base de la columna vertebral.

A menudo se desarrollan gradualmente, pero a veces pueden formarse en unas pocas horas.

Síntomas tempranos

Los primeros síntomas de una úlcera por presión incluyen:

  • parte de la piel se descolora – las personas con piel pálida tienden a tener manchas rojas, mientras que las personas con piel oscura tienden a tener manchas púrpuras o azules
  • parches descoloridos que no se vuelven blancos al presionarlos
  • un parche de piel que se siente caliente, esponjosa o dura
  • dolor o picor en la zona afectada

Un médico o una enfermera pueden llamar a una úlcera por presión en esta etapa una úlcera por presión de categoría uno.

Síntomas posteriores

Puede que la piel no se rompa al principio, pero si la úlcera por presión empeora, puede formarse:

  • una herida abierta o una ampolla – una úlcera por presión de categoría dos
  • una herida profunda que alcanza las capas más profundas de la piel – una úlcera por presión de categoría tres
  • una herida muy profunda que puede alcanzar el músculo y el hueso – una úlcera por presión de categoría cuatro

Cuándo obtener asesoramiento médico

Si está en el hospital o en un centro de atención médica, comunique a su equipo de atención médica lo antes posible si desarrolla síntomas de una úlcera por presión. Es probable que siga empeorando si no se hace nada al respecto.

Se le debe controlar regularmente y se le debe ofrecer consejo y tratamiento para reducir el riesgo de úlceras por presión, pero a veces pueden desarrollarse incluso con los más altos estándares de cuidado.

Si se está recuperando de una enfermedad o de una cirugía en casa, o está cuidando a alguien confinado a la cama o a una silla de ruedas, póngase en contacto con su médico de cabecera si cree que usted o la persona a la que cuida puede tener una úlcera por presión.

Obtenga asesoramiento médico inmediatamente si hay:

  • piel roja e hinchada
  • el pus que viene de la úlcera de presión o de la herida
  • piel fría y un latido rápido
  • Dolor severo o que empeora
  • una temperatura alta (fiebre) de 38C o más

Estos síntomas podrían ser un signo de una infección grave que debe ser tratada lo antes posible.

¿Quién tiene más riesgo de tener úlceras por presión?

Cualquiera puede tener una úlcera por presión, pero las siguientes circustancias pueden hacer que sea más probable que se forme:

  • ser mayor de 70 años – las personas mayores tienen más probabilidades de tener problemas de movilidad y de tener la piel más fácilmente dañada por la deshidratación y otros factores
  • estar confinado a la cama por enfermedad o después de una cirugía
  • Incapacidad de mover parte o todo el cuerpo (parálisis)
  • obesidad
  • incontinencia urinaria e incontinencia intestinal
  • una dieta pobre
  • las condiciones médicas que afectan al suministro de sangre, hacen que la piel sea más frágil o causan problemas de movimiento – como la diabetes, la enfermedad arterial periférica, la insuficiencia renal, la insuficiencia cardíaca, la esclerosis múltiple (EM) y la enfermedad de Parkinson

Prevención de las escaras y úlceras por presión

Puede ser difícil prevenir completamente las escaras y úlceras por presión, pero hay algunas cosas que usted o su equipo de cuidados pueden hacer para reducir el riesgo.

Estas incluyen:

  • Cambiar regularmente de posición – si no puede cambiar de posición por sí mismo, un pariente o cuidador tendrá que ayudarle
  • Revisar su piel todos los días para detectar los primeros signos y síntomas de las úlceras por presión – esto lo hará su equipo de cuidados si está en un hospital o en un centro de cuidados.
    tener una dieta sana y equilibrada que contenga suficientes proteínas y una buena variedad de vitaminas y minerales. Si le preocupa su dieta o cuida de alguien cuya dieta puede ser pobre, pida a su médico de cabecera o a su equipo de salud que le remitan a un dietista.
  • Dejar de fumar: fumar hace que sea más probable que se produzcan úlceras por presión debido al daño causado a la circulación sanguínea.

Si está en un hospital o en un centro de atención médica, el equipo de atención médica debe ser consciente del riesgo de desarrollar úlceras por presión. Deberían llevar a cabo una evaluación de riesgos, controlar su piel y utilizar medidas preventivas, como la recolocación regular.

Si se está recuperando de una enfermedad o de una cirugía en casa, o está cuidando a alguien confinado a la cama o a una silla de ruedas, pida a su médico de cabecera que evalúe el riesgo de desarrollar úlceras por presión.

Tratamientos de las escaras ¿Cómo curar las escaras?

Las opciones de tratamiento para las úlceras por presión (llagas) suelen incluir el cambio regular de posición, el uso de colchones especiales para reducir o aliviar la presión y la utilización de apósitos para ayudar a curar la úlcera. En algunos casos, puede ser necesaria la cirugía.

Cambiar de posición

Moverse y cambiar regularmente de posición ayuda a aliviar la presión de las úlceras que ya se han desarrollado. También ayuda a evitar que se desarrollen úlceras por presión.

Después de que su equipo de cuidados haya realizado una evaluación de su riesgo de desarrollar úlceras por presión, elaborarán un calendario de reposicionamiento. En él se indica la frecuencia con la que debe desplazarse o ser desplazado si no puede hacerlo usted mismo.

Para algunas personas, esto puede ser tan frecuente como una vez cada 15 minutos. Otros pueden necesitar ser movidos sólo una vez cada dos o cuatro horas.

También es posible que le den formación y asesoramiento sobre:

  • posiciones correctas al sentarse y acostarse
  • cómo puedes ajustar tus posiciones de sentado y acostado
  • la mejor manera de apoyar los pies para aliviar la presión en los talones
  • cualquier equipo especial que necesite y cómo usarlo

Colchones y cojines

Si corre el riesgo de padecer úlceras por presión o tiene una úlcera leve, su equipo de cuidados le recomendará un colchón de espuma estática o dinámica especialmente diseñado.

Si tiene una úlcera más grave, necesitará un colchón o sistema de cama más sofisticado, como un colchón conectado a una bomba que proporcione un flujo constante de aire en el propio colchón.

También hay una gama de espuma o cojines redistribuidores de presión disponibles. Pregunte a su cuidador sobre los tipos más adecuados para usted.

Pero según el Instituto Nacional para la Excelencia en la Salud y el Cuidado (NICE), hay pruebas limitadas sobre qué tipos de dispositivos de redistribución de la presión son los mejores para el alivio y la prevención de las úlceras por presión en diferentes lugares, como los talones o las caderas.

Apósitos

Se pueden utilizar apósitos especialmente diseñados para proteger las úlceras por presión y acelerar el proceso de curación.

Estos apósitos incluyen:

  • apósitos de alginato – están hechos de algas marinas y contienen sodio y calcio, que se sabe que aceleran el proceso de curación
  • Los apósitos de hidrocoloide – contienen un gel especial que estimula el crecimiento de nuevas células de la piel en la úlcera, mientras mantienen seca la piel sana circundante.
  • También pueden utilizarse otros tipos de apósitos, como espumas, películas, fibras hidrofibras/gel, geles y apósitos antimicrobianos (antibióticos).

Pregúntele a su cuidador qué tipo de vendaje está usando para el manejo de su úlcera por presión.

Los apósitos de gasa no se recomiendan ni para la prevención ni para el tratamiento de las úlceras por presión.

Cremas y pomadas

Las cremas y ungüentos antisépticos o antimicrobianos (antibióticos) de uso tópico no suelen recomendarse para el tratamiento de las úlceras por presión.

Pero las cremas de barrera pueden ser necesarias para proteger la piel que ha sido dañada o irritada por la incontinencia.

Antibióticos

Se pueden recetar antibióticos para tratar una úlcera infectada o si tiene una infección grave, como por ejemplo:

  • envenenamiento de la sangre (sepsis)
  • infección bacteriana de los tejidos bajo la piel (celulitis)
  • infección del hueso (osteomielitis)

Dieta y nutrición

Comer una dieta sana y equilibrada que contenga suficientes proteínas y una buena variedad de vitaminas y minerales puede acelerar el proceso de curación.

Si su dieta es pobre, puede consultar a un dietista. Ellos pueden elaborar un plan de alimentación adecuado para usted.

También es importante mantener la ingesta de líquidos para evitar la deshidratación, ya que la deshidratación puede retrasar el proceso de curación.

Eliminación del tejido dañado (desbridamiento)

En algunos casos, puede ser necesario retirar el tejido muerto de la úlcera por presión para ayudar a su curación. Esto se conoce como desbridamiento.

Si hay una pequeña cantidad de tejido muerto, puede ser removido usando vendajes especialmente diseñados.

Las cantidades más grandes de tejido muerto se pueden eliminar usando:

  • chorros de agua a alta presión
  • ultrasonido
  • instrumentos quirúrgicos, como bisturís y fórceps

Se debe utilizar un anestésico local para adormecer la zona alrededor de la úlcera, de manera que el desbridamiento (si no se trata con un apósito) no le cause ningún dolor.

Cirugía

Las úlceras de presión severas podrían no sanar por sí solas. En tales casos, puede ser necesaria una cirugía para sellar la herida, acelerar la curación y minimizar el riesgo de infección.

El tratamiento quirúrgico implica:

  • limpiar la herida y cerrarla uniendo los bordes de la úlcera
  • limpiando la herida y usando el tejido de la piel sana cercana para cerrar la úlcera

La cirugía de úlceras por presión puede ser un desafío, especialmente porque la mayoría de las personas que se someten al procedimiento ya tienen un mal estado de salud.

Los riesgos después de la cirugía incluyen:

  • El tejido de la piel implantada se muere
  • envenenamiento de la sangre
  • infección del hueso (osteomielitis)
  • abscesos
  • trombosis venosa profunda

Pregunte a su cirujano sobre los beneficios y riesgos de la cirugía si se lo recomienda.